REFLEXIONES FILOSÓFICAS

El punto exacto entre
Jean Paul Sartre y José Narosky

El amor en los tiempos del cambio climático

Dentro de una habitación, una pareja discutía enérgicamente sobre quien sabe que problemas de la naturaleza de las relaciones y sobre qué tipo de efecto causan estas en la salud de la población.

Yo, en tanto, escuchaba en el salón contiguo.

Más tarde, se escucharon gritos y portazos y, después de unos segundos, un silencio absoluto; por un instante pensé que habían decidido matarse como Romeo y Julieta, o que el hombre se había transformado en Otelo, o tal vez la mujer había decidido aparecer en un capitulo de mujeres asesinas. Y justo en el momento en el que iba a entrar para cerciorarme de que el cuarto estaba cubierto de sangre, escuché un ronquido: definitivamente el agobio de la discusión los había sumido en un profundo sueño.

Me sentí más tranquila, o tal vez no.[...]

REFLEXIONES FILOSÓFICAS

El punto exacto entre
Jean Paul Sartre y José Narosky

Metamorfosis

Hace tiempo que el dolor quiere enamorarme. Me persigue, me regala lágrimas y llantos profundos, tristezas e incertidumbres. Yo le escapo, le grito, lo insulto; pero no hay caso, él está convencido de que tengo que amarlo. Aveces tanta perseverancia y compañía me conmueve, pero me resisto, me niego a aceptarlo. Hace tiempo que el dolor quiere que lo ame, me regala dolor en los huesos, en el pasado y en el presente. Aveces solía dolerme el futuro. Nuca quise ni pude amarlo; pero esta mañana, me miré al espejo, y en los ojos que me observaban había un expresión tan dolorosamente amable que, por fin, comprendí que sólo amándolo y aceptándolo, de una buena vez, iba a poder deshacerme de él. Y entonces sonreí y temblé de un dolor intenso porque, después de todo, no existe dolor más grande [...]


REFLEXIONES FILOSÓFICAS

El punto exacto entre
Jean Paul Sartre y José Narosky

Libro III

Luego de que el oráculo de Delfos le revelara que era el hombre más sabio de la Polis, Sócrates emprendió una investigación para descubrir cuál era el conocimiento que poseía y que lo convertía en un hombre más sabio que el resto. Y así, llegó a comprender que el autoconocimiento es el principal fundamento para llegar a la sabiduría que nos brinda la consciencia de nuestra propia ignorancia. Y eso fue, nada más y nada menos, lo que descubrió: él era más sabio simplemente por ser consciente de su ignorancia. Socrates resumía esta teoría en sus dos famosas máximas: sólo sé que nada sé y conócete a ti mismo. Ayer por la tarde, mientras esperaba, por más de 15 minutos, para cruzar una calle regenteada por un semáforo a tres tiempos, descubrí que soy una real y total ignorante. Con [...]

REFLEXIONES FILOSÓFICAS

El punto exacto entre
Jean Paul Sartre y José Narosky

Libro II

Parece que anoche soñé tanto y tantos sueños. Soñé con la agonía del egoísmo, con la calles vacías de chicos buscando el mango para comer, con la certeza de un hogar para los sin techo, con el fin de la violencia armada y psicológica de las super potencias para con el resto de los mortales… Soñé con el nacimiento de un hombre consciente de que la tierra llora mientras él mismo la destruye. Soñé poetas; soñé escritores; soñé redondas, blancas y negras en un pentagrama; soñé cultura; soñé existencia… soñé y soñé; pero cuando me desperté esta mañana me di cuenta de que no estaba haciendo nada para que esos sueños se transformaran en realidades. Y entonces, volví a despertarme. Jean Paul Sartre sostenía que Soñar, en teoría, es vivir un poco, pero vivir soñando es no existir. Yo propongo [...]


REFLEXIONES FILOSÓFICAS

El punto exacto entre
Jean Paul Sartre y José Narosky

Libro I

El Búho y el Zorro filosofaban sobre la importancia del avance de la ciencia para la evolución no sólo del mundo en sí, sino también en la naturaleza del hombre. Discutían sobre cómo la ciencia intentaba dar por tierra con los dogmas religiosos. El Búho sostenía que la evolución de la ciencia había logrado que el hombre perdiera su esencia, mientras que el zorro aseguraba que la ciencia le había dado más armas al hombre para sobrevivir a las mentiras. Y así, pasaron años y años intentando convencerse el uno al otro de que cada cuál tenía la razón. Mientras tanto, el resto de la selva esperaba atenta; ansiosa de tomar algunas de las dos verdades como valida. Cierto día pasaba por ahí un Ganso (un animal al que jamás a ningún otro animal de la selva se le hubiera [...]